Pasa en ETER

“TENDRÍA QUE SER UNA OBLIGACIÓN JUGAR LA COPA DAVIS”
Por Nadia Persa

Mariano Zabaleta habló de su actualidad, su carrera y del tenis argentino, en una charla que se extendió por más de 60 minutos. El ex tenista tandilense se define como una persona responsable y honesta. Su única preocupación en el día a día es ser el mejor papá para Fermín Zabala, como lo conocen todos, aseguró ser un privilegiado y estar totalmente agradecido de lo que le dio el tenis. 

Zabaleta
arrancó la charla hablando de lo difícil que es formar un grupo de Copa Davis. Junto a Martín Jaite estuvieron al mando de la capitanía del equipo argentino durante tres años y dejaron el cargo a fines del 2014. “La responsabilidad era siempre hacer todo para tener el mejor equipo”, aclaró. El tandilense aseguró que no es fácil manejar las cosas que suceden en un equipo ni juntar cuatro jugadores de un deporte individual en determinadas fechas del año. “Fue una experiencia muy linda y siempre le voy a agradecer a Martín que me dio la posibilidad de trabajar con él, lo disfrute mucho”, comentó.

La
Copa Davis fue un tema latente en toda la charla. Al indagar sobre la causa del por qué todavía Argentina no consiguió ganarla, Zabaleta dijo: “Es difícil de explicarlo porque hubo un nivel de jugadores muy buenos. Argentina tuvo muchos momentos claves para ganarla pero también hubo peleas y pendejadas entre jugadores. Nos faltó suerte y unión de grupo, algo por lo que se viene luchando hace muchos años. Igualmente no sólo se gana con la unidad, también hay que tener buen nivel de jugadores. Es increíble que Argentina sea el país con mejores resultados por la sumatoria de instancias de los últimos 10 años, incluso sin haberla ganado. Parece un maleficio”

No iba a pasar de alto el tema de Juan Martín Del Potro, fue ahí donde llegaron las preguntas que Zabala no dudó en responder con la tranquilidad y la distensión que lo caracteriza:Juan Martín es un crack. La prensa creció mucho y hoy todos opinan, siendo deportista de elite sabes que van a hablar de vos y eso Juan lo sabe”. Sobre la decisión de Del Potro de no jugar un año la Davis para dedicarse de lleno a su carrera, aclaró: “Entiendo a Juan Martín como tenista pero también entiendo lo que siente la gente. Yo como hincha de fútbol quiero que todos los mejores jugadores vayan al mundial, no quiero que Messi diga no yo no voy. Habría que cambiar el reglamento tendría que ser una obligación jugar la Copa Davis. Ahora cada uno es libre de hacer lo que quiere y por eso suceden las cosas que suceden”.

Hablar con Zabaleta del momento que tocó el cielo con las manos o mejor dicho que estuvo a punto de tocarlo es volver unos años atrás. Hamburgo, 1999, final del Masters Series y enfrente el chileno Marcelo Ríos. Al recordar ese suceso su rostro se iluminó y comentó: “Ese momento fue espectacular. Jugar esa final no estaba en mis planes. Tenía 21 años y fue un partido durísimo a 5 sets y a pesar de mi edad terminé destruido”. La cara se le empieza a transformar cuando recuerda que tuvo un match point y de haber ganado hubiera llegado al puesto 12 del ranking mundial. “Después de ese partido pensé que iba a tener posibilidades de ganar torneos así, pero nunca más llegue a una final”, aclaró sonriendo y agregó casi tentado se risa: “Encima jugué esa final a 5 sets y después de ese años se sacó la regla y se empezó a jugar a 3, una mala leche infernal”.

Mariano Zabaleta entiende al tenis como una pasión y se define como una persona feliz de lo que vivió gracias a este deporte. “Vivir de lo que uno le gusta es algo increíble. Jugar al tenis fue un esfuerzo pero nunca fue un sacrificio, estoy convencido de eso. El tenis me enseñó a ser responsable, a crecer como persona, a ser criterioso, a madurar y a soportar presiones. De hecho hoy trabajo en Pura Química y cada programa que hacemos quiero que sea el mejor, soy exigente y eso es gracias al tenis”.

Hablar de sensaciones nos lleva a buscar las que le generaba jugar al tenis de manera profesional y aseguró: “Extraño la competencia, la sensación de ganar es única. Entrar a la cancha, jugar en una cancha llena y divertirme, todas esas cosas se extrañan. Hoy lo vivo desde otro lado acompañando a Pico Mónaco, no es lo mismo pero volví a disfrutar de cosas que vivía en esas épocas”. El tandilense divide sus tiempos entre Pura Química y el entrenamiento de Mónaco junto a Sebastián Prieto. “A Juan lo acompañaba antes de trabajar como sub capitán de la Davis y después tuve que dejar. Ahora empecé nuevamente y viajo con él varias semanas. La semana que viene vamos a Roland Garros”.

Para cerrar la charla no podían faltar los sueños, pero no los relacionados al tenis sino los sueños en la vida de un hombre común. A estos últimos son los que Zabala le da importancia y remarcó: “Tuve un hijo hace muy poco y la verdad después de tener un hijo el tenis no es nada. Ser padre es lo más lindo que le puede pasar a una persona en el mundo, todo lo que te dicen no tiene sentido cuando ves a tu hijo”. Riendo junto a Mariano Zabaleta fue como terminó la charla, el tandilense se reacomodó en la silla, dejó su postura relajada de lado y sentenció: “Es verdad que es hermoso tener un hijo pero… ¡para! también es un responsabilidad muy grande, porque el chabón va a ser como yo lo forme”. 

Suscribite a nuestro newsletter