Pasa en ETER

NORBERTO TRICINELLO, LOCUTOR DE RADIO MITRE, PARTICIPÓ DEL SIMULACRO DE CASTING
Por Antonella Sottosanto

Un señor canoso, con anteojos y una leve sonrisa entró al aula y se presentó con el nombre de Norberto. Al instante, el profesor, Marcelo Elorza, su actual compañero en Mitre Informa Primero, le preguntó "¿Te querés sentar Trichi?" - ofreciéndole una silla.
Los alumnos de tercer año de Locución esperaban ansiosos escuchar las opiniones del "capitán del periodismo", así fue como Alfredo Leuco había homenajeado a Héctor Norberto Tricinello en un editorial Le doy mi Palabra. Ahora vino a revelar sus conocimientos en el Simulacro de Casting de la materia Práctica Integral de Radio III.

"Vayan pasando", indicó Marcelo a las duplas que tuvieron que ingresar al Estudio Éter para leer los boletines y aclaró que en este simulacro no habría ganadores ya que "no es un concurso". De a poco fueron entrando mientras Tricinello los escuchaba desde la pecera. Les aconsejó que "no se aceleren, el ritmo no significa correr", que "no se hagan mala sangre por cometer un furcio, a cualquiera le puede pasar", que "cuando uno de los dos tiene más volumen, el otro tiene que sentarse más cerca del micrófono para igualar la voz" y que "cuando la pareja es hombre-mujer resulta mucho mejor".

Norberto Tricinello es periodista de profesión y locutor recibido en el ISER, tiene 48 años de trayectoria en el servicio informativo y cubrió increíbles sucesos históricos. Fue cronista del asesinato a José Ignacio Rucci con sólo 21 años. Además, le tocó anunciar noticias como el suicidio de Alfredo Yabrán y la tragedia de Cromañón. "Mi idea no era trabajar en radio, yo quería ser dentista", disparó Trincinello, quien estudió un año en la Facultad de Odontología y luego abandonó para luego convertirse en una pieza clave de la comunicación.

El invitado habló también sobre la dinámica del trabajo. "Pueden tener una excelente voz y leer muy bien, pero cuando les dicen que escriban una noticia en la computadora, hay muchos que patinan", aclaró e hizo referencia en que ese es un requisito fundamental para poder ingresar en la profesión. "La manera de poner un pie en la radio ahora es más fácil con el informativo que como locutor comercial", ya que hoy en día es un "nicho muy pequeño" al que no todos consiguen entrar.

Además, hizo hincapié en los cambios en el tiempo. "En una época había hasta dos locutores comerciales por turno, la tanda era leída. Ahora está todo grabado", dijo y agregó que "ya nadie toma a un redactor únicamente, ahora tiene que ser redactor-locutor, las dos cosas a la vez".

Galería
Suscribite a nuestro newsletter