Pasa en ETER

“No hace falta estar en Radio Mitre, ni en La Red, ni en Nacional para hacer buen periodismo y que eso tenga impacto y repercusión”
Por Bianca Laporta | @bianlaporta

Gustavo Campana (AM750), Romina Ruffato (Radio Nacional), Sebastián Pedrón (Radio 10) y Nicolás Iglesias (Radio Con Vos) fueron los cuatro “amantes de la radio” que visitaron ETER el viernes pasado. Hablaron sobre la producción periodística, formatos y redes sociales. El encuentro fue en el marco de las materias Radio I y II de Periodismo, a cargo de las docentes Verónica Rosales y Fabiana García.

El disparador de la noche fue: ¿Cómo se produce un programa diario radial? Podía responder cualquiera de los cuatro puesto que todos son productores, pero prefirieron cederle el micrófono a uno en especial. Gustavo Campana además de ser periodista es escritor y actualmente acompaña a Víctor Hugo Morales en “La Mañana” por AM750. Lo primero que aclaró ante la pregunta fue: “Todo depende del formato que siga el programa y la principal diferencia está entre seguir la agenda del papel, que es una gran deformación profesional radial, y establecer una agenda propia”, y luego desarrolló cuatro conceptos para tener en cuenta a la hora de generar material: establecer qué programa quiere el conductor y el equipo, definiendo un formato; el rol del productor y la necesidad de que este sea funcional al grupo; poder establecer un “mix” entre lo que pide el conductor y el contenido propio que se le ofrece al oyente, como sucede en el programa que realiza de lunes a viernes de 9 a 12; y por último la importancia de contextualizar los temas que se vayan a tratar, con el uso de archivo y un buen desarrollo para que la persona que se encuentre del otro lado pueda comprender las diferentes situaciones, sin importar si es “largo o corto”.

“Hace ocho años hacemos un programa en la AM750 que se llama Funes el Memorioso. Es un radio documental de una hora sin cortes, y cuando uno lo plantea de esta manera dice, ‘¿y quién va a escuchar eso?’ Sin embargo, es un programa que nos ha dado las mayores satisfacciones porque lo trabajan colegios secundarios, terciarios. Es una especie de radio documental de la historia contemporánea argentina y latinoamericana. Para eso es necesario una edición acorde, un guión y piezas de archivo que te hagan saltar de la silla para decir y eso cuándo pasó, quién fue. Todos esos condimentos están arriba de la mesa”, contó Gustavo, y concluyó: “A mí lo único que me llama para medir un programa es si es bueno o malo. Si cumple con las expectativas lógicas o no”.

Sebastián Pedrón, productor ejecutivo de Radio y Televisión especializado en formatos periodísticos, se refirió directamente a su rol con la intensión de desmitificar algunos conceptos: “El productor periodístico no es un llamador de teléfonos, es muchísimo más que eso. Tiene que saber persuadir, buscar, tiene que tener inquietudes, tiene que saber proponer, convencer ante la adversidad, y usar todos esos recursos para que aquel que no me quiere dar una nota, termine accediendo. Eso es un poco la adrenalina de la producción periodística”.

Sebastián produce “Mañana Silvestre”, programa que se emite de lunes a viernes de 6 a 10, y explicó cómo se organiza el aire cada día: “A la tarde hago un barrido de temas, que lleva más o menos dos o tres horas, después hablo con Gustavo (Sylvestre), definimos un 70 u 80% de lo que va a ser la agenda del día siguiente, tratamos de tener una o dos notas importantes ya cerradas, y en base a eso armamos el programa. En paralelo también se ven los temas de los columnistas que en nuestro caso son siete”. Otro punto destacado fue la necesidad de que las notas sean cortas: “No pueden durar más de 5 minutos porque el oyente no te puede escuchar tanto tiempo”. Su trabajo le demanda que esté en constante relación con el afuera, es por eso que resaltó: “El periodismo es un estilo de vida, no es un horario de oficina que vas de 9 a 18 y después te vas, es parte nuestra y está soldado a nosotros “.

Llegó el turno de Romina Ruffato, periodista, productora en Radio Nacional y especialista en perspectiva de género, produce “Va de vuelta”, programa conducido por Romina Maguel de lunes a viernes de 17 a 19: “Lo de la mañana queda re viejo. Al mediodía hacemos un sumario de temas, y tratamos de poner lo que van a ser las tapas de los diarios mañana”.

Justamente por el tipo de radio en la que trabaja, desarrolla formatos diferentes a los expresados por sus compañeros: “Con Gustavo tuve la posibilidad de hacer proyectos hermosos, pero esto que contaba no se está dando en el resto de las radios. Él en particular tiene la posibilidad de laburar con Victor Hugo Morales en ese formato, pero no es la mayoría, entonces los/las invito a pensar las grietas que tenemos dentro de los programas que podamos hacer, porque ante todo somos laburantes de prensa, y nos puede tocar con cualquier conductor. Es muy difícil instalar agenda propia. Hay una gran competencia. Tenés que estar seguro de lo que estás haciendo y poder argumentarlo”. Como cierre y pie al último invitado, Romina les dejó una recomendación a los estudiantes: “Démosle lugar a personas que saben hacer cosas con la artística y pueden hacer nuestro programa más escuchable, más bonito, más sonoro”.

Por último llegó el turno de Nicolás Iglesias, periodista, locutor y productor en Radio con Vos en “Otra noche tarde” y musicalizador en Futurock. Desde un lugar más ligado a la música confesó: “Hay que poner las canciones dentro de la radio, y también los sonidos. No hace falta buscar un material de archivo sino que a veces hay un sonido que te dice muchas más cosas de las que se pueden llegar a decir en palabras y puede incluso hasta llegar a ser más divertido. Hoy en día están cambiando mucho las cosas, y no sólo tenemos que estar atentos a lo que decimos sino también a lo que está sonando, si lo que suena, suena bien”.

“¿Qué hacés si te caen las notas que ya tenías cerradas?”, preguntó un alumno. “Hay que tener confianza en el que está del otro lado”, respondió Sebastián, y continuó: “Hay conductores que se desesperan, y ahí les decís tranquilo, estás en una mesa con siete personas, todos tienen cosas para decir, todo tienen material y audios para completar. Y hay veces que piensan que la nota es más importante que ellos y la gente en realidad te escucha porque sos vos. Obviamente que tener la nota está buenísimo pero a veces creemos que la base del programa son las notas periodísticas, y eso no quiere decir que el productor labure menos porque haya menos notas”. “Un programa de radio no son las notas”, aportó Romina.
En el cierre de la charla, los protagonistas animaron a los alumnos con el objetivo de que comprendan que con el alcance de las redes sociales se puede llegar a buen puerto, sin necesidad de ser reconocido o estar en un medio masivo. “No hace falta estar en Radio Mitre, ni en La Red, ni en Nacional para hacer buen periodismo y que eso tenga impacto y repercusión. Hoy con las redes sociales se puede llegar a todos lados”, declaró el productor de Radio 10. Nicolás por su lado agregó: “Es importante cómo movés las notas después del programa”.

¿Vale la pena seguir escuchando radio?
Fue el interrogante final al que se le agregaron cuestiones personales a la hora de trabajar. Gustavo, de 36 años de experiencia en el medio, sostuvo: “No hay forma de destruir el valor de la palabra, y el formato de escuchar radio implica una compañía que no te ata a nada y te permite hacer otras cosas en la vida, no tiene par”.
Pedrón se refirió a la radio como “el medio de comunicación más maravilloso, el más espontáneo, te da respuesta inmediata siempre, y es el mejor que existe. He hecho tele y a la radio no la cambio por nada”. Para Nicolás, más allá de la radio “es importante ser bueno y generoso, porque eso también te abre puertas, más allá del buen profesional que seas”.

*Periodismo Deportivo 3ºBM

Galería
Suscribite a nuestro newsletter