Pasa en ETER

Nahuel Gallota: “La profesionalidad es estar atento a todo"
Por Rocío Viñes | @roo.vines

El profesor de Técnicas III, Nicolás Sagaian, invitó al periodista del diario Clarín, Nahuel Gallotta, para charlar con los estudiantes de 2do. Año de la Carrera de Periodismo del Turno noche en ETER. La conversación entre el invitado y los estudiantes giró en torno al periodismo como oficio y la crónica como un género clave.

Nicolás Sagaian abrió la clase a través de la presentación del libro “La conexión Bogotá” que escribió Nahuel Gallotta en el año 2015. El profesor presentó al entrevistado a través de su recorrido en el mundo periodístico. Partió desde el momento en el que Nahuel era estudiante de la Universidad de El Salvador y alquilaba un espacio radial con sus amigos en FM Devoto el cual tenía un alcance de cinco manzanas. Para él, lo anecdótico fue que realmente no lo escuchaba ni su mamá. Actualmente trabaja en el diario Clarín y colaboró con distintos medios internacionales como la revista Soho de Colombia.

“¿En este recorrido buscaste la especialización?”, le preguntó Nicolás al entrevistado; Nahuel le contestó que eso se fue dando de manera natural y que él vivió toda su infancia en Villa Devoto, un barrio de clase media en donde creció con los “atorrantes” de la zona. A lo largo de la entrevista contó muchas anécdotas sobre las experiencias que compartió con sus amigos y el punto de encuentro que ellos organizaban en la plaza del barrio y allí recordó: “Las cosas que pasaban en la plaza eran como un diario, el diario que no leía. Te enterabas de todo lo que pasaba en la plaza. Nuestro mundo era eso. Villa Devoto era de la clase obrera. Nosotros no sabíamos de política o del Che Guevara sino que nos enterábamos de las noticias del barrio en esa plaza”.



Nicolás le preguntó a Nahuel cómo trabajaba sus historias y él aclaró: “Para hacer una nota en un diario necesito una entrevista, en cambio, para el capítulo de un libro realizo más de una”. El autor de La conexión Bogotá contó cómo realizó el trabajo en su segundo libro. Allí cuenta las historias de mujeres que están en la cárcel a las cuales entrevistó más de diez veces. “Lo que busco, además de entrevistarlas, es acompañarlas a hacer ciertas cosas de su día a día”, mencionó el periodista. Después agregó: “Me interesa usar relatos y escribir escenas en los textos. Algunas de ellas las recreo a través de la entrevista y otras no. Esto se logra por el hecho de estar ahí. Para mí es fundamental escribir sobre eso”, les aconsejó a los estudiantes.

Nicolás le preguntó cómo construía esas historias y si él pensaba los textos antes de escribirlos. Nahuel le respondió: “Sí. Antes de sentarme a escribir me hago una tablita con una estructura y decido qué poner en cada parte. ¿Cuál va a ser el comienzo? En qué parte va a ir cierta información. En mis textos siempre tiene que ir un párrafo de información dura y otro párrafo en donde resumo la vida del protagonista. Elijo qué escena voy a recrear o qué textuales van a tener los protagonistas. A mí me sirve mucho hacer ese cuadradito, es como un mapa del tiempo”.

Nahuel les contó a los alumnos lo importante que es esforzarse para escribir distinto. Él les explicó cómo elabora sus trabajos: "Esto se logra porque mi cabeza está pensando constantemente pero esta altura las notas se hacen solas. Cuando termino de hacer las tres notas por semana para el diario, siento que conocí a doce personas a las cuales agendé. Por lo general les gusta el trabajo que hice y quedamos en contacto”. Además, les mencionó que para acceder a ciertos testimonios hay que establecer un vínculo y prestar atención en sus relatos. Nahuel dijo que: “La profesionalidad es estar atento a todo. Estar pendiente del entrevistado y escucharlo”. También agregó: “para acceder a ciertos testimonios que otros no consiguen tiene un costo. Tal vez no es monetario sino de tiempo, de paciencia entre otras cosas. Todo esto se va a lograr con el fin de hacer algo distinto. Poder entrar a donde otros no pueden o tener accesos que otros no tienen”.

El invitado les contó a los estudiantes cómo llegó a tener su propio estilo para poder redactar notas. "Hace seis años me apropié de un estilo distinto al resto, que es algo que recomiendo. Decidí no entrevistar a la Policía. No me interesa hablar con ellos. Hago notas policiales sin hablar con Policía". Además, resaltó que él obtiene datos e información sobre algún caso a través del vínculo que había establecido con algún testimonio y concluyó: "Las fuentes oficiales no te eligen a vos por ser buen periodista, te eligen a vos porque saben que no publicas lo que ellos no quieren que publiques. Ellos establecen un ida y vuelta con vos”.

Rocío Viñes, estudiante de Periodismo, 3er año, ETER.

Suscribite a nuestro newsletter