Pasa en ETER

“HOY MI SUEÑO ES GANAR OTRA MEDALLA OLÍMPICA. POR SUERTE SOÑAR ES GRATIS”
Juana Caputo

La judoca Paula Pareto visitó a los estudiantes de periodismo deportivo en ETER y dio una lección de humildad. La recientemente campeona del Mundo en Kazajistán contó de sus comienzos y su actualidad en el judo. También habló de su carrera de médica y de cómo convive con ambas profesiones.

Con una sonrisa y una mirada tímida
La Peque ingresó al salón dispuesta a charlar con los alumnos sin margen de tiempo. Respondió a todas las preguntas mirando a cada periodista a la cara. “Hago y disfruto del judo de la misma manera que cuando empecé. Antes tenía de hinchada a mi familia y ahora a muchísima gente”, dijo Pareto y agregó que en este deporte se puede ganar o perder. “No me pongo presión pero sí me transmite buena energía la onda positiva de la gente y eso ayuda”, confesó la oriunda de Capital Federal.

En sus comienzos la campeona mundial de judo tuvo que desarrollarse sin rivales en su categoría: “No me importaba no tener con quién competir, siempre seguí entrenando sabiendo que alguien iba a aparecer”. “Me gusta saber que ayudé al deporte que amo, eso es muy positivo”, sostuvo. El judo creció mucho gracias a sus logros. La prensa le empezó a dar más importancia a un deporte que es amateur.

“No creo ser una gran técnica en el judo. Si no gano con ésta, lo gano con la cabeza”, aseguró La Peque quién tuvo un excelente 2015: “El mejor año fue éste, en todas las competencias a las que fui gané medalla. Ojalá vengan mejores”. Cree fervientemente que uno para ganar tiene que estar convencida de ello. “A veces se te da a favor y otras en contra. Antes perdía una lucha y me pasaba el día entero llorando, hoy ya no me pasa”, confesó. Dijo que le gustaría tener más convicción a la hora de luchar y que cree que es importante aprender de los errores y no frustrarse porque “en el deporte siempre hay revancha y hay que aprender a sacarle lo positivo a lo negativo”.

En el auge de su carrera, Pareto es consciente de que el judo no le va a dar de comer toda la vida. Por eso, además de ser medalla olímpica y campeona del mundo es médica: “Estoy estudiando para hacer la residencia en traumatología aunque sé que en mayo no voy a poder entrar por irme a competir a los Juegos Olímpicos de Río. Igualmente me parece importante rendirlo para no perder el ritmo”. De todas formas, admitió que tiene una sola cosa en la cabeza: “Hoy mi sueño es ganar otra medalla olímpica. Por suerte soñar es gratis”.

Asegura que es fundamental hacer algo que a uno lo apasione y fuera de su vida como deportista y médica ella sostiene una vida social activa. “No me gusta estar sola. Siempre busco estar acompañada de amigas o algún familiar”, dijo y contó que disfruta del tiempo libre con la gente que quiere. “Juego al fútbol con mis amigas”, reveló y agregó entre risas que es de las pocas cosas que comparte con ellas debido a que muchas están casadas, con familia y con estilos de vida totalmente diferentes. “Cada una eligió diferentes caminos pero la vida nos sigue manteniendo juntas”.

La Peque eligió encargarse ella misma de su imagen y cuando se le preguntó por el marketing y el arreglo con los sponsor respondió que lo que le llegue es bienvenido pero que no va a salir a buscar nada. “No me gusta eso de que son dueños de tu imagen. Yo soy mi única dueña”, afirmó y sostuvo que no busca ser famosa, que sólo desea entrenar y que le vaya bien: “Quiero que me reconozcan por lo que hago”.

En julio de este año ESPN le ofreció formar parte de la propuesta Body Issue. Ésta es una campaña publicitaria en la que muchos deportistas de elite posaron desnudos y mostraron cómo son realmente sus cuerpos. Pareto narró lo difícil que fue para ella: “Estoy contenta por haberme animado. No lo repetiría, pero no me arrepiento”. Considera que fue una manera de aceptar su cuerpo y de esta forma sacarse miedos. “No me gusta llamar la atención, intento mantener el bajo perfil siempre”, agregó.

“Hablar, habla todo el mundo. La prensa tiene un micrófono y los escucha más gente”, dijo la campeona mundial en Kazajistán 2015 cuando se le preguntó por los periodistas y agregó que se siente incómoda cuando se da cuenta que quien la entrevista no sabe sobre ella en una nota. “Me han dicho Claudia en más de una oportunidad”, confesó. Y agregó: “A veces en campañas fotográficas me piden que haga como si estuviese pegando una patada. En el judo eso no existe”. Contó que le gustan las notas más charladas y disfruta cuando quien se la hace sabe de ella y su vida. “Gracias por la invitación. La pasé muy bien, buenas preguntas y muy informados”, concluyó la pequeña gigante en su cuenta de Twitter tras su visita a la escuela.

@juanitacaputo

Suscribite a nuestro newsletter