Pasa en ETER

"HAY QUE TENER LA CAPACIDAD DE HECHIZAR AL TELEVIDENTE"
Por Sebastián Weber

Diego Pietrafesa, cronista de Telefe Noticias, observó los falsos móviles de los estudiantes de la materia Práctica Integral de Televisión III (PIT III) de la carrera Locución y les dio algunos consejos.
Antes de su llegada, los alumnos se cambiaron y se maquillaron para salir frente a la cámara. Cuando Pietrafesa entró al estudio, la profesora explicó que el ejercicio consistía en sacar un papel de una caja con el título de una noticia y a partir de eso improvisar un móvil de dos minutos. Ante las quejas que esto generó, el movilero rió y explicó que muchas veces ese es el tiempo que hay para prepararse en el trabajo. “Por más que ahora tengamos el teléfono y las redes sociales, siempre hay que estar bien informados”, agregó.
Las luces se encendieron y la cámara empezó a grabar el primer móvil en vivo. El cronista hacía como si fuera el conductor del programa y con un pequeño pie daba la introducción para que los alumnos se explayen en su tema. “En los pocos minutos que tenemos los movileros nos jugamos nuestra jornada de laburo”, expresó Pietrafesa mientras argumentaba que a veces los conductores quieren hacer algún comentario o preguntar cuando el periodista que se encuentra en ese lugar ya está dando toda la información.

“La idea es hablar como si se lo contarás a tu mamá o a un amigo. Estamos ahí para describir lo que está pasando. Hay que dar el marco del lugar, dónde estamos, qué atmosfera hay. Porque eso es lo que el televidente no siente ni encuentra en Internet o en otro lado donde lee o escucha la noticia”, indicó, mientras los estudiantes seguían pasando de a uno, dando sus noticias. El nuevo feriado del 17 de junio, la convocatoria para la segunda marcha de Ni Una Menos, la réplica del terremoto en Ecuador. Luego de un aplauso para felicitar a un compañero que había pasado a hacer el ejercicio, el invitado remarcó la importancia que tiene para el movilero ver el contexto en el cual se desarrollan los hechos. “A veces cuando pasan cosas en el ambiente donde nos encontramos, lo mejor que puede aportar el periodista es el silencio”, señaló.
Pietrafesa admitió que todavía sigue teniendo nervios antes de estar en vivo, pero aclaró que eso es correcto que ocurra debido a que si uno se relaja puede salirle todo mal. Y dio un consejo sobre qué se puede hacer para no quedarse en blanco cuando se está al aire: “Es bueno siempre tener un anotador con los datos más importantes como nombres, números y fechas escritas. Es más grave decir algo que no es cierto que bajar la vista y mirar el papel”.

El siete de junio es el Día Nacional del Periodista, y el cronista invitó a los alumnos a ir al Obelisco el ocho a celebrarlo junto al
Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), del cual él es delegado. Allí llevarán una consigna que es de su “modesta” autoría: “Para el día del periodista no queremos saludos, queremos trabajo”. En base a esto, añadió que es importante usar el medio y el espacio que uno tiene para salir al aire como un servicio para la gente.

“Uno tiene que estar enamorado de lo que hace”
, dijo cuando la cámara del estudio dejó de grabar y las luces que iluminaban el lugar que se usaba de fondo de los móviles se apagaron. Cuando agarraba su campera y se dirigía hacia la puerta para retirarse, se dio media vuelta y miró a los alumnos. Contó una breve anécdota sobre su abuelo y la palabra “sinvergüenza”. Y antes de abrir la puerta dejó una reflexión: “Algo a tener en cuenta es la vergüenza. Hay que saber qué contar y cómo, pero también tener un límite y entender las cosas en las que se puede ceder y en las que no”.

@sebasweber

Suscribite a nuestro newsletter