Pasa en ETER

Entre locución e interrogantes
Por Camila Hernández | @hernandezcam

El lunes 5 de noviembre se llevó a cabo la mesa redonda “A dónde va la locución profesional”, allí se discutieron a fondo los desafíos a los cuales se enfrenta la profesión en la actualidad. Jimena Vallejos, actriz y locutora de doblaje; Federico Pollevik, locutor publicitario; Florencia Loda, directora creativa; Rodrigo Raíces, director creativo y Ricardo Martínez Puente, locutor, fueron los oradores de la clínica.


En un mundo en donde internet y las funciones digitales son protagonistas, incluso a la hora de pensar campañas y estrategias publicitarias, los creativos publicitarios arribaron al mismo disparador: ¿qué pasa con las redes sociales? La respuesta fue clara; las marcas se vuelcan cada vez más a éstas e incluso, en algunas ocasiones, prefieren tener a un instagrammer haciendo la publicidad de la marca en lugar de a un actor o locutor.


A partir de ésta tendencia, surgió un interrogante, sobre todo por parte de los estudiantes: ¿Qué pasa entonces con la profesión? ¿Cómo se cuidan sus derechos laborales? Cabe recordar que éste tema está legislado, y es por eso que -por lo menos en publicidad tradicional como radio y TV- las marcas que no cuenten con locutores matriculados deben pagar multas. En la actualidad de todos modos se plantean agujeros legales en el mundo de internet que aún no están resueltos.


También se conversó acerca de los usos de la voz y los estilos. Por el lado de los creativos, coincidieron en que en los últimos años las marcas se han volcado a buscar voces “más normales”, que suenen “humanas”. Otro cambio que se ha dado, agregaron, es que dejó de existir la figura del “locutor de la marca”, y ahora las voces se asocian a campañas específicas, pudiendo tener la marca varias voces.


En relación a la “humanización” de la locución, apareció una palabra clave: acting. Tanto locutores como creativos coincidieron en que detrás de todo lo que hacen hay humanidad y que la clave para poder tener éxito en la profesión es “transpirar las vivencias propias con un aire actoral”.


A la hora de los consejos, fueron tres las palabras que resonaron: predisposición, buena onda y trabajo en equipo. Según los presentes, son las claves para desenvolverse sin problemas en el mundo de la locución. En relación a los demos y reels de presentación, se armó un debate bastante variado de estilos, duración de los mismos y recomendaciones al respecto; la consigna final fue clara: la variedad, tratar de mostrar la mayor cantidad de aptitudes posibles en el menor tiempo y sin abrumar auditivamente.


Por último, e intentando responder al interrogante principal de la mesa redonda “A dónde va la locución profesional hoy”, los futuros profesionales concluyeron en que tienen que amoldarse a los tiempos veloces, efímeros y de transformación que corren, porque en definitiva hacia allí va la profesión. Vaya desafío. 

Suscribite a nuestro newsletter