Pasa en ETER

“Empiecen a volar, el texto tiene muchas imágenes, no se guíen por cómo está escrito”
Por Juan Otharán | @juanmaotharan23

Gustavo Bonfigli, locutor, actor de doblaje y cuentista, visitó a los estudiantes de primer año de Locución y junto a la docente Julia Michelon, analizaron diversas cuestiones sonoras de la lectura de los futuros locutores respecto a las pautas que se necesitan para realizar un doblaje.


Los estudiantes comenzaron la clase simulando una presentación radial en la cual exponían entrevistas de personajes famosos, como Macarena Sánchez (futbolista de San Lorenzo), Joaquín Furriel (actor) y Mariana Fabbiani (conductora), entre otros. Promediando las 11 de la mañana, el locutor Gustavo Bonfigli ingresó al aula La Pre y charló con los futuros locutores.
“Son tan importantes los silencios como lo que uno dice, no le teman al silencio que a veces dicen más que mil palabras”, dijo Bonfigli en el comienzo de su visita.


El invitado respondió preguntas referidas a su carrera como actor de doblaje y su formación como locutor: “Estudié en ISER y le agradezco todo a ellos, fui por el carnet pero terminé con muchas más cosas”, comentó Bonfigli. Además, agregó: “Después del ISER, en donde tenés la experiencia de cuidar todo lo que decís, en la lectura uno tiene que interpretar lo que está leyendo y eso fluye. Los audiolibros se están dando mucho, dan más fuentes de trabajo y salida laboral”.


La docente Julia Michelon y el actor remarcaron la importancia de buscar distintas fuentes de trabajo, como por ejemplo la lectura de audiolibros o la actuación en películas y series. “Cambió el lenguaje y hasta la forma de ver la televisión y escuchar radio. Nunca se deben perder las fuentes igual. El relato tiene que ser interesante para el que está escuchado, ni muy locución, ni tampoco muy caracterizado, buscar la línea media”, dijo el locutor.


Gustavo Bonfigli también es cuentista y actor de doblaje, por eso los estudiantes le consultaron acerca de las diferencias entre las dos funciones. “Vos le prestas tu voz a alguien que ya está actuando, hay una interpretación y un texto que ya están hechos. Le prestás tu voz a ese servicio. En cambio en el audiolibro, de alguna manera uno le da las pausas, o la misma impronta. Me apropio de cómo lo leo yo y el personaje se negocia con el editor”.


Bonfigli le puso su voz a grandes actores como Hugh Grant, Arnold Schwarzenegger y Christopher Lambert, pero resaltó cuánto le gustó realizar personajes de caricaturas y las similitudes que existen con una persona de carne y hueso: “Hay diferencias lógicas, pero igual vos siempre tenés que contar el cuento desde el lugar que estás. Siempre hay que darle cierta interpretación a cada personaje y a cada lectura. No significa hacer 20 voces de personajes distintas, sino darle a cada uno cierta interpretación que los haga únicos”.


En el cierre de la clase, los estudiantes escucharon dos relatos de Bonfigli, sobre un texto de Julio Cortázar. El locutor interpretó un relato básico y luego repitió el mismo texto, pero dándole su propia impronta y logró que los alumnos notaron las diferencias entre las acentuaciones, las pausas y la fuerza que tomó la narración. El invitado luego les cedió la posta a los futuros locutores, quienes leyeron distintos relatos narrativos. Oyeron las correcciones y consejos para mejorar su lectura tanto de Bonfigli, como de la docente de la clase. El locutor, que realizó trabajos para Discovery Channel y para Animal Planet, se sorprendió y destacó el buen nivel de los alumnos de primer año de ETER. Al finalizar, Gustavo les realizó una devolución general a los estudiantes: “Empiecen a volar, el texto tiene muchas imágenes, no se guíen por cómo está escrito, si tiene negrita o cursiva, interpreten el texto. Practiquen lectura a primera vista, porque van a tener que resolver el texto mientras lo vayan leyendo y dependiendo en el contexto que esté la escena, jueguen a darle su propia impronta”.


*Juan Otharán, periodismo deportivo, 3er año, ETER.

Galería
Suscribite a nuestro newsletter