Pasa en ETER

“EL MICRÓFONO ES EL ESCENARIO DEL PRODUCTOR Y DEL LOCUTOR”
Por Juana Caputo

La artística en un programa de radio según Diego Cannizzaro es: “Una inyección de vuelo y adrenalina al aire”. El productor artístico de Vorterix visitó ETER junto a dos de sus locutores: Hernán Palma y Javier Gómez durante la Semana De La Radio. Contó que su idea a la hora de producir es lograr desordenar a todos aquellos que los escuchan, sacudirlos para lograr que se despabilen o se relajen.

Diego cree que el trabajo se caracteriza por la manera en la que se habla y los tonos que se utilizan. En sus producciones busca que haya un diálogo audiovisual. “Uso las voces como instrumentos y hago collage. Mi idea es armar melodías con ellas”, contó Diego y agregó que el equipo de locutores con el que trabaja es esencial para aquello. Javier Gómez es una de las voces que hace posible que los separadores de Vorterix tomen forma y logren transmitir ese impacto que busca Diego. “La creación del personaje es paulatina, aparece de a poco”, dijo Javier. Diego agregó que busca dividir las voces como si éstas fueran instrumentos musicales. Trabaja con ellas como si fuese una orquesta. Busca generar matices. Tanto Javier como Hernán coinciden en que se les da mucha libertad a la hora de la búsqueda de los personajes y en la flexibilidad que existe por parte de Diego con los guiones. Permite que estos cambien.

“Vorterix se caracteriza por el impacto de su artística. Para lograr esto los textos tienen que ser cortos”, reveló Diego. Comentó también la importancia de la música que los acompaña. Es meticuloso a la hora de elegir qué tema y qué imagen darán forma a la idea que tiene en su cabeza. Busca generar cierto vínculo con el oyente a través de las historias que cuenta. Cree fundamental el trabajo de los locutores. Los tonos son muy importantes para lograr atraparlos. Las voces no deben repetirse. Hay que usarlas en el lugar correcto. “Nos conoció de a poco y encontró cosas que ni nosotros conocíamos. Saca lo mejor de cada uno. No guía para lograr lo que busca. Me dejo llevar por lo que me va diciendo”, dijo Hernán y Javier agregó que la creación del personaje es paulatina, aparece de a poco, se descubre mientras se graba.

La artística en Vorterix no es como la de todas las radios. Diego contó como en según el personaje de la radio se mide quién es el público que los escucha. Hay que saber cuál es el perfil del programa, respetarlo, y hacer cosas acordes. A la hora de producir hay que pensar también en la señal y en cómo lo van a recibir los oyentes. Hablaron también de la libertad de crear que tienen desde la producción y cómo ésta también baja hacia los locutores en el momento de grabar. Se busca un diálogo audiovisual. En Vorterix se intenta transmitir la cotidianidad. “El micrófono es el escenario del productor y el locutor”, concluyó Diego.

@JuanitaCaputo

Suscribite a nuestro newsletter