Pasa en ETER

“EL GUIONISTA ESTÁ SIENDO UNA FIGURA CADA VEZ MÁS RECONOCIDA POR LA INDUSTRIA”
Por Nadia Persa

Mediodía en el barrio de Belgrano, un rico café y una charla distendida con Tatiana Mereñuk que nos contó de sus comienzos, su trabajo y su carrera docente. La reconocida guionista se desempeña desde el 2000 como directora de contenidos y guionista en diferentes productoras audiovisuales y para producciones de distintos canales de televisión. Actualmente es Directora Artística/Equipo de contenido de la señal digital ACUA MAYOR en el Consejo Asesor de Contenido para la TV Digital. El próximo año Mereñuk estará formando parte del equipo de docentes de la nueva carrera de ETER Guion integral para medios audiovisuales, un proyecto que la enorgullece y la motiva a seguir creciendo.

¿Cómo fueron tus comienzos como guionista?
Básicamente siempre tuve facilidad y gusto por escribir historias. En el colegio secundario tuve un buen profesor de literatura y arranqué la carrera de letras por sugerencia de él. Dos años más tarde conocí a una amiga que estaba estudiando en el ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica), miré atentamente como era esa escuela, la carrera y me dieron ganas de entrar a estudiar ahí. Tenía que elegir un tema para rendir y me anoté en guion, que era en el lugar donde más cómoda me sentía. Aprobé y entré, ahí fue donde se abrió un mundo nuevo para mí. Me recibí, fueron 4 años con especialidad en guion y después me seguí formando con todo lo que hice de realización y dirección. Tiempo después escribí una película y ese es el lugar donde más cómoda me siento, básicamente mi oficio es ser guionista.

¿Qué tiene que tener un guionista para ser un “buen guionista”?
Primero vocación, mucho deseo de contar historias y formación específica en el campo audiovisual. Ser una persona de que cada cosa que ve en la vida pueda armar un relato o una historia. La idea es poder generar expectativa y darle matices a esos relatos. Es muy importante tener una formación audiovisual amplia ya que somos los primeros que vemos la película. Los guionistas trabajamos con la imagen no con el lenguaje.

¿Tenes algún referente en la profesión? ¿Hay guionistas reconocidos?
La verdad que no, yo siempre digo que el guionista es un ser muy olvidable. En algún sentido es muy ingrata la profesión. Si uno no está dispuesto a llevarse todos los laureles está buenísimo, ahora si uno quiere brillar y ser reconocido tenes que inclinarte por ser actor o director.

Hiciste la película “Yo soy sola” con grandes actores ¿Cómo fue esa etapa?
Fue larga y difícil pero a la vez fue una experiencia hermosa en lo profesional. Tuvimos una gran oportunidad de hacer una película con todo lo que eso implica. Más allá de los premios, el proceso de experimentación desde el inicio, fue un trabajo costoso y largo. Hay un montón de cambios que el guion va sufriendo cuando haces una película y eso lleva tiempo. Puede ser una mala película y tener un buen guion, en ese proceso de cambios pueden pasar muchas cosas. “Yo soy sola” fue parte de un proceso de aprendizaje y súper enriquecedora para mí.

¿Cómo fue entrar en la docencia?
Cuando uno es más joven, vivir de ser guionista no es fácil, sobre todo en los momentos donde yo salí al mercado laboral que fue entre 1999 y 2000, un momento complicado del país. La docencia es un espacio que me gusta mucho. Ahora tengo menos horas y elijo donde enseñar, me parece importante seguir sosteniéndolo ya que es un lugar de intercambio, de mucha regeneración de pensamiento y de reflexión. Hace 16 años doy clases de guion y tomo ese lugar como uno de crecimiento personal, la reciprocidad con los alumnos me sigue nutriendo.

¿Cómo te llegó la propuesta de la Carrera en ETER?
Por Esteban Landau, somos muy amigos nos hemos cruzado por casualidad y desde ese entonces entablamos una amistad que perdura al día de hoy. Esteban me contó y me pareció súper interesante la propuesta. Con el tiempo, la experiencia y la prueba y error, te vas dando una idea de que sería lo mejor para que un guionista reciba como formación. Recuerdo mis materias y no lo puedo creer. Esta bueno poder volcar nuestros conocimientos y poder armar esa carrera ideal. Es una carrera pensada y diseñada para formar guionistas y me entusiasmo colaborar desde el inicio, la idea de poder pensar con otros docentes la forma de encarar esta nueva carrera es algo muy importante.

¿Como ves la salida laboral?
Hoy por hoy hay muchas posibilidades, ha cambiado el mercado enormemente. Atrás de un director hay un guionista que pensó y construyó. Siento que hay un nicho en donde hay posibilidades laborales. El guionista está siendo una figura cada vez más reconocida por la industria.

¿Te arrepentís de algo en tu carrera?
Siempre me subí al riesgo que me propusieron, lo he cursado con menor o mayor éxito. No me arrepiento de nada y me parece que las carreras son lo que cada uno puede ir armando. Todo lo que he hecho me ha aportado muchísimo y me ha servido para formarme en algún aspecto.

Pasado el mediodía y después de una charla que se extendió por más de 40 minutos, el cierre de Tatiana al tener que autodefinirse fue claro y contundente: “Puedo hacer muchas cosas pero si me preguntas que soy, soy guionista. Atrás viene todo lo demás, pero escribir historias es lo que se hacer y lo que me gusta”. Decidida y sin titubear, así se define y así se la ve, una mujer con objetivos bien claros.

@nadupe 

NOTA RELACIONADA



“EL GUIONISTA ESTÁ 
TOTALMENTE INVOLUCRADO 
CON EL PROCESO DE 
PRODUCCIÓN”

Suscribite a nuestro newsletter