Pasa en ETER

EL DESAFÍO DE CUBRIR LOS JUEGOS OLÍMPICOS
Por Noelia Diaz

En el marco del ciclo de charlas sobre los Juego Olímpicos y Paralímpicos de Rio de Janeiro 2016, los estudiantes de la carrera de Periodismo Deportivo recibieron la visita de los periodistas Hernán Sartori del diario Clarín y Juan Manuel Trenado de La Nación para hablar sobre cómo es la cobertura de estos eventos.

Tanto Sartori como Trenado cubrieron los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012 para los respectivos diarios en los que trabajan. Por su parte, el periodista de Clarín les aseguró: “La cobertura en el exterior es un grado de exigencia importante para cualquier periodista porque estamos 24 hs siendo la cara de un medio y tenemos la responsabilidad de producir notas todo el tiempo con nuestra firma e impronta sin saber que puede llegar a pasar. Siempre hay imponderables por más que hayamos programado una agenda diaria”.

Sartori también remarcó: “Uno cuando viaja como enviado especial de un medio gráfico está solo. Produce solo y no tiene a nadie que lo respalde para que no se equivoque al dar un dato o cuando entrevista a un deportista como sucede con la gente que trabaja en televisión”.

Con respecto a esto, Trenado dijo: “Si no sabes algo tenes que preguntar y los que te pueden responder con certeza son los deportistas, entrenadores y ayudantes. No te tenes que lucir cuando escribís como el tipo que conoce a la perfección ese deporte, al contrario, podes hacer una crónica desde el punto de vista de alguien que se está desayunando de un tema que no conocía y lo empieza a contar desde un ángulo distinto”.

En referencia a cómo es la preparación previa del periodista, Trenado explicó: “Te preparas estando al tanto de lo que sucede con los deportistas que van a estar, conociéndolos, yendo a hacer entrevistas, estando en el lugar donde entrenan. Todo eso por un lado y después tenes una preparación que tiene que ver con lo administrativo, organizativo y hasta comercial porque tenes que arreglar donde vas a vivir durante la competencia”. Además, Sartori dijo que no hay nada más patético que encarar a un deportista sin saber quién es o desconocer lo básico de su deporte, y remarcó: “Los argentinos son muy capaces y advierten si el interlocutor sabe lo mínimo, si se quiere sacar la nota de encima porque lo mandaron o si de verdad le interesa”.

Frente a la pregunta de qué escribir, Sartori dijo que en los diarios no se puede publicar sólo los resultados de la competencia porque eso se sabe en el momento por las redes sociales. “Nosotros tenemos que hablar de la historia detrás de ese resultado, sobre la vida del deportista, producir una buena entrevista o hacer foco en cómo es esa actividad. Tenemos que contar algo distinto porque lo básico lo sabe todo el mundo, hay que dejar nuestra impronta”, resaltó.

“Estas 19 hs en la calle y escribís en los mejores lugares que pueden existir: la parada de un colectivo, arriba de un micro o tirado en un cordón. Lo tenés que hacer a medida que pasa porque no podés dejar todo para la noche. No hay manera de que lo resuelvas, no te alcanza el tiempo”, les contó Sartori a los estudiantes sobre el lugar dónde se hace la nota.

Por otra parte, ambos periodistas contaron cómo es la organización que hace el Comité Olímpico. “Cuando uno ingresa a un circuito olímpico es como que te metes en un sistema de seguridad porque para viajar a la sala de prensa podes ir con los micros oficiales que salen desde los hoteles oficiales. Además, desde ahí te llevan a los estadios. Esta todo sellado, vivís dentro de un circuito que parece que ves todo desde un canal de televisión”, aseguró Trenado.

“Después para ir a la Villa Olímpica tenés que ser invitado por alguien que está ahí adentro pero cuando empieza la competencia ya no tenés tiempo para ir”, continuó el periodista de La Nación. Además, Sartori agregó: “Hay una lista que todos los días da el Comité Olímpico para que entren familiares y periodistas. Cuando entraste podés ir a donde está la Delegación Argentina y charlar con los deportistas, ver las habitaciones, que te cuenten con quién le toco dormir a cada uno o qué cama le pusieron a los más altos. Son curiosidades que siempre están buenas contar”.

Sobre las credenciales que les entregan ocho meses antes a los periodistas, Trenado explicó que hay tres tipos: una completa que permite cubrir cualquier deporte, una específica para cada disciplina y otra por grupo que puede ser de lucha, acuáticas, etc. Además, señaló que hay un reglamento de cómo debe comportarse el periodista: “Si vos no seguiste el reglamento y alguien lo detecta te pueden sacar la credencial. Si yo dije que soy periodista gráfico y saco fotos o grabo un vídeo, me sacan la credencial y me invitan a retirarme”.

Antes de finalizar la charla, Trenado dijo: “Lo que más me interesa destacar en este tipo de trabajo es que cuando les toque no se imaginen que van de turistas, es un trabajo bravo y serio”. Mientras que Sartori les aseguró a los estudiantes que es una bendición estar ahí.

@noelidiaz

Suscribite a nuestro newsletter