Pasa en ETER

El cuidado de la voz
Por Miguel Francolini | @mfrancoliniblog

Lucila Gomez, locutora y doblajista de dibujos animados, pasó por ETER y volcó toda su experiencia en el uso de la voz con sus futuros colegas. En el marco de la clase de Locución II, dictada por el profesor Lucas Medina, los alumnos recibieron la visita de Lucila “Luli” Gomez, una referente del doblaje en nuestro país, quién ha puesto su voz en películas como “El Viaje De Chihiro”, “Patoruzito”, “Metegol” y la serie de televisión infantil “Zamba”. Además, Luli es locutora, siendo actualmente la voz de la marca de cosméticos Dove.


La charla giró en torno al tema que la inició: el cuidado de la voz. La invitada recalcó su importancia ya que es la herramienta principal en la profesión. Para ejemplificarlo, contó su experiencia haciendo voces para un videojuego: “En los videojuegos podés grabar varias cantidades de voces y es muy desgastante para la voz, por lo que tenés que limitarte a jornadas de no más de 3 horas. Y en lo posible elegir las tomas que hacés, ir desde las más sencillas hasta las más forzadas y dejar los gritos para el final. Todo esto siempre acompañado por una constante hidratación”.




Consultada por su trabajo como locutora, Luli remarcó que no hay diferencia entre hacer un trabajo institucional y un trabajo comercial, ya que en ambos casos se vende algo, ya sea un producto o la marca de un canal. Sobre esto, se explayó: “A la hora de ir a un casting de estos trabajos, no se queden con un simple ‘es un canal para tal público’, no se inhiban a la hora de preguntar cómo es. Averigüen el tono que quieren, búsquenlo con el cliente: si es un tono jovial, alegre, más agudo, o uno más grave, profundo, con un tinte más sensual; a qué rango etario está dirigido el producto, todo lo que a ustedes le ayude para darle el mejor trabajo posible a su cliente”.


Al momento de que los alumnos presentes le hicieran preguntas, se trató un tema importante: el salario. Allí la invitada explicó que para la televisión o internet, en caso de grabar una publicidad de hasta 30 segundos que rota 6 meses en el aire o la red, se tiene que percibir un sueldo básico de 14.000 pesos. Mientras que para la radio, el sueldo se obtiene mediante un cálculo que incluye la cantidad de frases utilizadas, los meses que circula en el aire y la cantidad de emisoras por donde se pasa esa publicidad. También aconsejó que se le consulte a colegas que hayan tenido un trabajo similar para comparar. Toda la información sobre este tema se puede encontrar en la página de la Sociedad Argentina de Locutores (SAL).


Luli les aconsejó a los chicos tener siempre un demo a mano de sus trabajos para ir a presentarse a los castings y que traten de guardarse a la hora de hacer trabajos antes de recibirse, porque todavía les quedan cosas para aprender y enriquecer su herramienta de trabajo: la voz.

Galería
Suscribite a nuestro newsletter