ETER

Decí lo que pensás. Estudiá lo que querés.

+54 4857-5701 +54 9 11 6170-2193 info@eter.com.ar

Sujeto, verbo y predicado.

Por Julián Gondell

Una vez más, los estudiantes del último año de la carrera de Locución compartieron un encuentro con una figura profesional del mundo de los medios. En esta ocasión fue Fernando Pedernera, conductor del panorama del mediodía de Radio Nacional, quién se acercó a las aulas de ETER para conversar acerca de la redacción de los boletines informativos.

“Sujeto, verbo y predicado. Como en la escuela primaria.” dijo Fernando valorizando la simpleza con la que se tiene que redactar. Luego destacó la importancia de la escritura y la lectura a la hora de hacer radio. Porque al escribir, asegura el conductor y guionista de El aire aquí con los herederos del Cuyum por FM Folclórika, se crea una identidad en el lenguaje. De otra manera, el oficio del comunicador se pierde y solo generamos copias de lo que otros ya escribieron. El informativo, algo que muchos escuchan rígido y estructurado, él, mostrando su raíz de cantor y poeta, lo comparó con una canción. Donde las palabras son la melodía y la interpretación de uno puede decir muchas cosas. “La forma en que lees, puede demostrar que no estás de acuerdo con el contenido de la noticia”. Las palabras no son todo.

Las intenciones de estos encuentros nunca son monotemáticas a pesar de que se plantee un eje central. Y el caso de Pedernera no fue la excepción. Gran parte de la charla, la utilizó para compartir su experiencia en Radio Nacional y contar lo complejo que es trabajar en un medio de gestión estatal. Trabaja ahí desde 2001 y aseguró que en los medios nadie puede obligarte por escrito a decir algo que va en contra de tus creencias. Sin embargo, el condicionamiento y la censura son una realidad. Por eso, se permite jugar con las reglas. Estar siempre al borde del límite implícito y no pedir permiso.
“En el blanco y en el negro no hay nada, lo interesante está en los grises.” aseguró dejando en claro que el gris no tiene nada de tibieza.

Para cerrar el encuentro, los estudiantes pasaron al estudio para que Fernando los escuchara. Aconsejó calma frente al micrófono, dejar los nervios fuera del estudio y notó registros interesantes en las voces de los futuros locutores.

Julián Gondell