ETER

Decí lo que pensás. Estudiá lo que querés.

(054) 011-4857-5701 info@eter.com.ar

“Hay que trabajar con las víctimas para que no vuelvan a caer”

Por Mariano Cervini

Ana Cabral, periodista especialista en trata, forma parte de Fiscales.gob.ar, el portal de noticias del Ministerio Público Fiscal. En una charla con los estudiantes de la materia Derechos Humanos de Periodismo, expuso la problemática de la trata sexual y laboral. Qué se hizo y qué falta hacer en materia de prevención y atención a las víctimas de un delito que, en muchos casos, es justificado por jueces y políticos.

Arranca la charla recordando que el 23 de septiembre pasado se celebró el Día Internacional de la Lucha Contra la Trata, en conmemoración de la “Ley Palacios”, la primera norma legal en el mundo destinada a luchar contra la explotación sexual promulgada en nuestro país en el año 1913. Luego se adelanta hasta el año 2008 para hablar de la sanción de la Ley 26.364, que tipifica como delito federal la trata de personas.

“La Ley sufrió una modificación en 2012 luego del vergonzoso fallo de los jueces que absolvieron a los 13 imputados en la causa por secuestro y desaparición Marita Verón”, explica Cabral y agrega que se eliminó la figura del consentimiento que diferenciaba entre víctimas mayores y menores de 18 años y por la que una persona mayor de edad debía probar que no había dado su consentimiento para ser explotada. “La Ley decía que si la persona era mayor de edad, elegía estar ahí; algo totalmente falso y que exponía aún más a las víctimas”, dice y la clase la sigue con atención.

Ana cuenta que para que se constituya el delito de trata de personas tienen que acreditarse tres instancias: la captación, que muchas veces es a partir del ofrecimiento de una falsa oferta laboral, el traslado de la víctima y la explotación. “En la mayoría de los casos, las víctimas son personas en situación de vulnerabilidad; muchas son de países limítrofes o de diferentes provincias en situaciones socioeconómicas desfavorables”, dice la periodista.

El lunes va tomando color. La charla se potencia cuando Ana brinda datos concretos: desde la sanción de la Ley en 2008 existen 148 sentencias por trata sexual y 40 por laboral. Lugares tan disímiles como Paraná, Mar del Plata, Córdoba, Corrientes o Salta, dan un panorama de un delito federal. “Hay policías, jueces y políticos que están en connivencia con las redes de trata; es un delito complejo y muy difícil de abordar”, agrega.

Como ejemplo de trata laboral, expone un video sobre la inspección ocular realizada por la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) en un campo del político Ramón Puerta, actual Embajador argentino en España, en la provincia de Misiones. “Los jueces y políticos se protegen entre ellos; Puerta fue llamado a indagatoria pero la causa jamás avanzó”, dice.

¿Cómo puedo denunciar la trata?, pregunta una alumna y Cabral responde: “la línea 145 del Ministerio de Desarrollo Social recibe denuncias anónimas”. Luego resalta el accionar de la coordinadora del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas de Trata de Personas, del Ministerio de Justicia, a cargo de Zaida Gatti y de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), dependiente del Ministerio Público Fiscal, a cargo de Marcelo Colombo.

El tiempo de clase se va terminando y la periodista reflexiona: “Las leyes están, somos uno de los países pioneros en la materia, pero desde el Estado se debe trabajar más con las víctimas para que no reincidan por un lado y por otro los jueces deben hacer cumplir las leyes”.

“Ya saben: sin clientes no hay trata. Pero sin la complicidad política y judicial tampoco”, dice Ana antes de terminar la charla y los estudiantes aplauden.

@marianocervini